¿Qué es un Árbol?

Un árbol es una planta, fuerte, robusta, de tallo leñoso que se ramifica a una cierta altura del suelo y regularmente renueva su crecimiento. Los arboles poseen ramas nacientes de las anteriores cada año y todas estas tiene una base en común que es el tronco, el conjunto de ramas que se encuentran en la parte superior de los árboles se les llama por el nombre de “copas” o “corona”.

Para que una planta sea considerada árbol debe tener un crecimiento mayor a 2 metros de altura, se dice que la medida de la circunferencia mínima del tronco para ser considerado como árbol es de 30 cm, de lo contrario, y además posee una altura menor de 2 metros, se les considera como “arbustos”.

Tipos de los Árboles

Los tipos de arboles se pueden dividir en Frutales, Caducifolios y Perennifolios. En este listado podrás encontrar diferentes tipos de árboles. Haz clic en el nombre del árbol o en su fotografía para más información.

Distribución y hábitat de los Árboles

Hay árboles por todo el mundo, siendo particularmente ricas en diversidad de especies arbóreas las franjas tropicales. Los árboles tropicales se hallan en las selvas tropicales y ecuatoriales de América Central, América del Sur, África y Asia. Pero también hay árboles en las zonas templadas y llega hasta latitudes muy altas. En este último caso, los bosques suelen presentar menos diversidad de especies y estar formados por una o pocas especies.

Los árboles son parte predominante del ecosistema de los continentes debido a que previenen la erosión, constituyendo los elementos primordiales del paisaje, la agricultura, los llamados ecosistemas forestales, los bosques y las selvas, además de encontrarse dispersos en ambientes como las sabanas o las orillas fluviales.

Ámerica

Europa

Asia

África

Importancia de los Árboles

Son las plantas más grandes del planeta, generan oxígeno, almacenan carbono, estabilizan el suelo, nutren a la vida silvestre del mundo, y también nos proporcionan la madera, que es un material muy versátil para herramientas, refugio, y nuestro hogar. Los árboles no solo son esenciales para la vida, sino que, como las especies vivas más longevas de la tierra, nos brindan un vínculo entre el pasado, el presente y el futuro. Es fundamental que los bosques, las selvas tropicales y los árboles en entornos urbanos, como los parques, se conserven y gestionen de manera sostenible en todo el mundo.

¡Los árboles son vitales!

Son beneficiosos para la salud

Las copas de los árboles actúan como un filtro físico, atrapando el polvo y absorbiendo los contaminantes del aire. Cada árbol individual elimina hasta 1.7 kilos cada año. También proporcionan sombra de la radiación solar y reducen el ruido.Se sabe que más de 20 especies de árboles y arbustos británicos tienen propiedades medicinales. El aceite de la corteza de abedul, por ejemplo, tiene propiedades antisépticas.

La investigación muestra que a los pocos minutos de estar rodeado de árboles y espacios verdes, su presión arterial disminuye, su ritmo cardíaco disminuye y sus niveles de estrés disminuyen.

Los árboles benefician el medio ambiente

Los árboles absorben dióxido de carbono a medida que crecen y el carbono que almacenan en su madera ayuda a reducir la velocidad del calentamiento global.

Reducen la velocidad del viento y enfrían el aire a medida que pierden humedad y reflejan el calor hacia arriba de sus hojas. Se estima que los árboles pueden reducir la temperatura en una ciudad hasta 7 ° C.

Los árboles también ayudan a prevenir inundaciones y erosión del suelo, ya que absorben miles de litros de aguas pluviales

Los árboles estimulan la vida silvestre

Los árboles albergan microhabitats complejos. Cuando son jóvenes, ofrecen habitación y comida a increíbles comunidades de pájaros, insectos, líquenes y hongos. Cuando son antiguos, sus troncos también proporcionan la cubierta hueca que necesitan especies como murciélagos, escarabajos de la leña, lechuzas y pájaros carpinteros.

Un roble maduro puede albergar hasta 500 especies diferentes. Richmond Park está lleno de tales árboles, que es una de las razones por las que ha sido designado Reserva Natural Nacional y Sitio de Especial Interés Científico.

Los árboles fortalecen a las comunidades

Los árboles fortalecen el carácter distintivo de un lugar y fomentan el orgullo local. El bosque urbano se puede utilizar como un recurso educativo y para reunir a grupos para actividades como caminar y observar aves. Los árboles también son invaluables para que los niños jueguen y descubran su sentido de la aventura

Los árboles hacen crecer la economía

Las personas se sienten atraídas por vivir, trabajar e invertir en entornos verdes. La investigación muestra que los precios promedio de la vivienda son 5-18% más altos cuando las propiedades están cerca de árboles maduros. Las empresas se benefician de una fuerza laboral más saludable y feliz si hay parques y árboles cerca.